José Manuel Barros

Fecha de nacimiento: .
Residencia: La Coruña.
Estilo: Shotokai.
Profesión: Profesor de Karate.





Entrevista

Lleva más de treinta años ligado al mundo del karate y es, hoy por hoy, uno de los máximos exponentes del Karate Shotokai en el noroeste de la península. Entró en contacto con las artes marciales con motivo de la visita a España, concretamente a Ferrol (La Coruña), de Takayuki Hori, sensei del estilo Renbukan, y desde entonces no lo ha dejado. Por si su pasión fuera insuficiente, años después se volcó en la preparación de su hijo y alumno, David Barros, uno de los mejores karatekas en kumite de hasta 60 kilos del panorama nacional. Con él mantuvimos esta conversación en La Coruña, en el Gimnasio que él mismo regenta y en el que imparte clases de Shotokai.

- ¿A qué edad empezaste a practicar Karate?

José Manuel Barros

- "A los 18 años, en la década de los setenta. Ahora los chavales empiezan mucho antes a entrenar, pero en mi caso hubiese sido imposible porque el Karate ni siquiera había llegado a Galicia".

- ¿Cuándo comenzaste a impartir clases?

- "A los 28 ó 30 años, hace ya más de veinte… mucho tiempo, y lo que me queda".

- ¿Quiénes han sido tus maestros?

José Manuel Barros

- "El primero fue Takayuki Hori, sensei de Rembukan, que llegó directamente de Japón a Ferrol, a cincuenta kilómetros de mi ciudad, La Coruña. Luego, a su marcha, fue reemplazado por Shigeru Kimura, de quien aprendí las bases del estilo Shotokai. Finalmente tuve como sensei a Ramón Vázquez Mayo. Fueron años de intenso trabajo y mucha dedicación".

- ¿Recuerdas alguna anécdota curiosa de aquella época?

- "Sí. Recuerdo que Takayuki Hori era un personaje único. En cada entrenamiento llegaba al dojo, saludaba, estiraba una pierna, se la subía al hombro y se llevaba el pie a la espalda, como si nada. Nosotros, sus alumnos, estábamos todavía fríos y no podíamos casi ni movernos pues no nos subía la pierna ni por encima de la cintura, y allí estaba él, con una elasticidad increíble y los abductores totalmente estirados. Ése era el comienzo del calentamiento, o sea que imagínate el resto".

José Manuel Barros

- ¿Has probado otros estilos además de Shotokan?

- "Sí. Practiqué Renbukan durante doce años, al principio. Es un estilo fuerte y duro, mientras que en Shotokai se busca la fluidez de movimientos y la naturalidad".

- ¿Qué te ha dado el Karate en todos estos años de práctica?

José Manuel Barros

- "Conoces a mucha gente y haces muchos amigos, aunque sobre todo me ha proporcionado tranquilidad, sosiego y seguridad en mí mismo. Creo que éste es uno de los mayores beneficios que aporta el Karate: la autoconfianza que da a quien lo practica".

- ¿Has tenido muchas lesiones en todos estos años?

- "Prácticamente ninguna. Sólo un dedo roto".

- ¿Cómo ves la coexistencia entre el Karate deporte y el karate como filosofía de vida y arte marcial?

José Manuel Barros

- "Creo que ambas formas de entender el Karate se complementan, y en ningún caso una interfiere con la otra. Ahora, iniciado el debate de si el Karate debe o no ser olímpico, creo que, de llegar a serlo, las cosas cambiarían mucho. En parte esto sería deseable, pues así llegarían más ayudas a los deportistas por parte de las instituciones y gozarían de mayor reconocimiento social".

- Ya se han publicado dos libros tuyos en gallego sobre Karate (“Karate. Manual básico” y “Karate a competición”). ¿Qué tal fue la experiencia?

- "Buena, pero tuve mucho trabajo porque era algo nuevo para mí: los textos, las fotos… todo ocupa tiempo. Además, tuve que revisar mucha bibliografía y me sirvió para aprender mucho".

- ¿Y en el aspecto lucrativo?

José Manuel Barros

- "Nada de nada. Recuerdo que firmé incluso un contrato con la editorial, pero se debe haber traspapelado porque yo aún no he visto un duro (risas)".

- Cambiemos de tema. ¿Qué requisitos debe cumplir, en tu opinión, un buen instructor de Karate?

- "Además de ser instructor hay que ser educador, sobre todo si se trabaja con niños y adolescentes. Hay que entender que el karate es para todo el mundo, no exclusivo para los muy virtuosos ni para los que destacan mucho, sino todo lo contrario: hay que apoyar más a quienes tienen menos condiciones. Los beneficios que se suelen obtener con la gente son enormes, sobre todo en coordinación".

- Además de instructor en tu gimansio eres entrenador personal de David Barros, tu hijo. ¿Cómo lleváis el cambio de rol padre/entrenador e hijo/alumno?

José Manuel Barros

- "Lo llevamos bien. Él sabe que esto implica mucho sacrificio y lo asume. Es duro entrenar tanto y ser consciente de que luego los resultados dependen de muchos factores, no todos dependientes de ti, pero así es el deporte y él lo asume".

- ¿Cuál es su mejor cualidad como competidor?

- "Es muy tranquilo, nunca se pone nervioso. Le da igual que el contrario mida dos metros y pese 120 kilos, él nunca se altera ni pierde la compostura. También es rapidísimo. A veces mete técnicas casi inverosímiles, como cuando anticipa con ushiro geri en salto sin que el oponente pueda siquiera verlo".

- No te vamos a pedir que nos desveles la forma en que llevas a tus karatekas, pero sí que nos digas una cosa: ¿forman las pesas parte de su entrenamiento?

José Manuel Barros con Takayuki Hori

- "Normalmente sí. En septiembre, el mes de la vuelta a la actividad normal, se empieza con el entrenamiento serio y ello supone tocar las pesas en una secuencia lógica. Empezamos con el trabajo de fuerza-resistencia, seguimos con fuerza y rematamos con fuerza-velocidad o potencia. Este trabajo lo divido en tres ciclos y cada uno se entrena un mes o mes y medio, aproximadamente, aunque las cargas y demás dependen de cada karateka en cuestión".

- Si tuvieras que empezar a competir mañana, ¿por qué especialidad te decantarías, kata o kumite?

- "Kumite, sin dudarlo. Hace mucho tiempo competí en katas, pero tan pronto como monté el gimnasio me empezó a tirar más el aspecto del kumite por mi hijo. A rebufo de él vinieron otros competidores también medallistas, como Iago Blanco, medalla de bronce en los últimos Campeonatos de España Junior de hasta sesenta kilos, y Juan García Camino, también uno de los buenos en el ámbito nacional".

José Manuel Barros con Takayuki Hori José Manuel Barros José Manuel Barros José Manuel Barros José Manuel Barros Con Shigeru Egami

Entrevista realizada en La Coruña el 21 de agosto de 2004.

Texto: Gaspar J. Barrón

Volver a Entrenamiento