Juan Carlos Martínez

Fecha de nacimiento: 14 de abril de 1.968.
Residencia: Getafe (Madrid).
Estilo: Shito Ryu.
Profesión: Profesor de Karate.







Con el grupo de alumnos del Colegio José María Pereda





Datos profesionales

Cinturón Negro Quinto Dan.
Entrenador Nacional de Karate.
Juez del Tribunal Nacional de Grados.
Árbitro regional.
Miembro del profesorado en el Centro de Tecnificación de la Federación Madrileña de Karate.

Palmarés deportivo

Con José Luis Fdez. Huertas Campeón de España 2002 Bronce Campeonato de España de Clubes 1.990.
Cuarto clasificado Campeonato de Europa de Clubes 1.990 (Italia).
Oro Campeonato de Madrid Senior -70 kg 1.992.
Bronce Campeonato de España Absoluto - 70 kg 1.992.
Bronce Campeonato de Madrid de Clubes 1.992.
Plata Campeonato de Madrid Senior -70 kg 1.993.
Bronce Campeonato de Madrid Senior -70 kg 1.994.
Bronce Trofeo Int. de Belgrado representando a España 1.994.
Oro en el Trofeo Federación Madrileña de Karate (FMK) 1.995.
Bronce Campeonato de Madrid Senior -70 kg 1.996.
Bronce Campeonato de Madrid de Clubes 1.996.
Oro Campeonato de Europa Shito Kai 1.996.
Plata Campeonato de Madrid Open 1.997.
Plata Campeonato de Madrid Senior -70 kg 1.997.
Oro Copa de Europa Shito Kai 1.997.
Oro Trofeo Villa de Madrid 1.997.
Juegos Municipales 2003 Oro Trofeo Triangular (Madrid-Castilla La Mancha-Aragón) 1.998.
Plata Campeonato de Madrid Senior -70 kg 1.998.
Plata Campeonato de Madrid de Clubes 1.998.
Plata Campeonato de España Absoluto - 70 kg 1.999.
Oro en el Trofeo Federación Madrileña de Karate (FMK) 1.999.
Bronce Campeonato de Europa Shito Kai 2.000.
Bronce Campeonato de Madrid Open 2.000.
Bronce Campeonato de Madrid Senior -70 kg 2.000.
Oro en el Trofeo Zamora con la Selección Madrileña 2.001.
Oro en el Trofeo Federación Madrileña de Karate (FMK) 2.001.
Bronce Campeonato de España Absoluto - 70 kg 2.001.
Plata Campeonato de Madrid Senior -70 kg 2.001.
Oro Copa de Europa Shito Kai 2.001.
Bronce Campeonato de Madrid Senior -70 kg 2.002.

Miembro de la Selección Madrileña de Karate desde el año 1.992 hasta el 1.993.
Participante en los Campeonatos de España de Oviedo (1.990), Granada (1.992), Bilbao (1.992), Madrid (1.993), Oviedo (1.994), Madrid (1.995), Barcelona (1.996), Pamplona, (1.996), Valladolid (1.997), Oviedo (1.997), Cuenca (1.998), León (1.998), Huelva (1.999), Granada (1.999), Madrid (2.000), Granada (2.001) y Madrid (2.002).

Entrevista

Competidor en la especialidad de Kumite hasta hace sólo unas cuantas temporadas, actualmente Juan Carlos Martínez (4º Dan Shito Ryu) se dedica por completo a la enseñanza del arte marcial de la mano vacía. De sus clases, en las que intenta lograr un equilibrio óptimo entre el aspecto marcial y deportivo del karate, ya han salido algunos karatekas con futuro, como su propio hermano, Sergio Martínez, y el “katero” José Mateos, Subcampeón del Mundo en Madrid 2002 por equipos. Esto es lo que Juan Carlos nos contaba instantes antes de impartir una de sus clases en el gimnasio que lleva en Getafe.

- Para empezar, cuéntanos a qué edad y con quién empezaste a practicar Karate.

- "Empecé en 1.981, cuando tenía trece años. Mi primer sensei fue Antonio Esteve, quien daba clases en Getafe".

Gala del Deporte 2.001 (Parla)

- Imagino que muchas serán las cosas que han cambiado en el Karate desde entonces: entrenamientos, competiciones…

- "Sí, ha habido muchos cambios, sobre todo en la forma de entrenar. Yo te puedo hablar de mi experiencia personal. En mis inicios entrenábamos muy duro prácticamente a diario: tres días de la semana entrenábamos por la mañana; otros tres, por la tarde; y los domingos, nos íbamos corriendo desde Getafe hasta el Cerro de Los Ángeles -n. de r., parque situado en el kilómetro 14 de la Carretera de Andalucía (Madrid-Córdoba) que coincide con el centro geográfico de la península. La distancia aproximada entre Getafe y el Cerro es de unos 7-8 km-, estirábamos, nos dábamos la vuelta y volvíamos al gimnasio a entrenar. De los 365 días que tiene el año, en aquella época entrenábamos 320 ó 330. La metodología también ha evolucionado mucho. Antes se entrenaba un poco a lo bruto, haciendo mucho hincapié en el apartado físico. La actitud de respeto en el dojo siempre estaba presente, y era todo muy marcial. En algunos sitios este 'espíritu marcial' aún se conserva, pero en general el Karate ha pasado más a ser visto como deporte, aunque yo en mis clases intento compaginar ambas vertientes, la marcial y la deportiva, para lograr que mis alumnos progresen al máximo.

Trofeo Promoción 2001: Eduardo muñoz, J.C.Martínez, Carlos Gasco, Cristina Vizuete y Nieves Gómez

- Además de Esteve, ¿has tenido algún otro maestro?

- "Sí. Ha habido otro maestro, Antonio Oliva, que ha influido bastante en mi carrera, sobre todo en lo deportivo, en Kumite de competición. Comencé a entrenar con él esporádicamente en el año 92, y me enseñó mucho en lo relativo a sistemas y metodología de entrenamiento. Actualmente llevo cuatro años entrenando con el sensei Antonio Torres".

- ¿Por qué Shito Ryu? ¿Has probado otros estilos?

- "Shito Ryu es lo que había en Getafe cuando comencé a entrenar. No tenía apenas opciones entre las que elegir, así que empecé en Shito Ryu y ahora estoy muy acoplado a mi estilo. He practicado algo de Shotokan y también he hecho y sigo haciendo Goju Ryu, porque creo que todos los estilos aportan algo positivo. En definitiva, todo es Karate, y las diferencias consisten en pequeños matices, por lo que creo que no hay un estilo objetivamente mejor que otro".

- ¿Qué recuerdas de tus primeras competiciones?

- "Recuerdo que mi primera competición llegó muy pronto, a los cuatro meses de empezar. Acababa de sacarme el cinturón amarillo y debuté un en torneo open de Kumite a nivel del gimnasio en el que entrenaba. Obviamente, perdí mi primer combate, pero fue una experiencia positiva que hizo que me fuese enganchando poco a poco".

J.C.Martínez con José Luis Fdez. Huertas

- Las katas nunca te han atraído tanto como el kumite…

- "La verdad es que las katas me encantan y también he competido en esta especialidad en algún campeonato de promoción y, alguna vez, en el Campeonato de Madrid. No obstante, las katas y el kumite son difíciles de compaginar a nivel competitivo y, empezando tarde como yo lo hice, tenía que decantarme rápidamente por una especialidad u otra, y elegí el Kumite".

- "Tras aquella primera competición y mucho entrenamiento, empezaron a llegar buenos resultados. ¿Cuánto empezó tu buena racha?

- "En la temporada 92, con 24 años. Aquel año logré mi primer Campeonato de Madrid individual. Ya había tenido buenos resultados en Kumite por equipos –cuartos en el Campeonato de Europa, terceros en el de España, Campeones de Madrid…- pero, individualmente, no acababan de llegar los triunfos, no sé si por no estar en el peso adecuado o porque me faltaba ese punto de forma que me dio en aquellos años el maestro Antonio Oliva. Estaba a punto de tirar la toalla deportivamente porque no se cumplían mis metas y, si no hubiese logrado el título de Campeón de Madrid, lo hubiese dejado. Curiosamente, gané el título y aquello supuso un punto de inflexión en mi carrera. Tras ese campeonato, en todos obtuve medalla y mis resultados mejoraron notablemente".

Campeonato de Madrid de Clubes 2.004

- Supongo que ligado a tantos éxitos también habrá habido algún mal momento…

- (Tras una larga pausa) "Sí. Siempre que llegas a un campeonato con altas expectativas y luego no estás a la altura, por el motivo que sea. Los malos momentos suelen ir ligados a la ansiedad de la competición, el miedo a no cumplir las expectativas. En mi caso particular he vivido eso mismo. Por tres veces me quedé a las puertas de ser tercero en el Campeonato de España pero perdí el combate que me hubiese hecho un lugar en el podio. También recuerdo un año en que sufrí un fuerte KO en un campeonato Open. Me quedé sin conocimiento, me desperté en el hospital y vi lo afectados que estaban todos los de mi entorno. Estuve suspendido tres meses de precaución y no pude participar en el Campeonato de Madrid. No obstante, el seleccionador me llamó a la preselección y me ofreció la oportunidad de presentarme al Campeonato de España. Allí obtuve la segunda plaza, en el año 2000. Tal vez ésa haya sido una de mis mejores actuaciones, además de dos medallas de bronce".

- ¿Cuándo comenzaste a dedicarte a la enseñanza?

- "Empecé a dar clases a los 19 años. Yo siempre he tenido claro que quería dedicarme a la enseñanza de Karate. La competición ha sido una etapa de mi vida, pero mi objetivo desde siempre ha sido convertirme en un buen sensei. Al poco tiempo de empezar a practicar en mi mente no estaba el 'quiero ser Campeón', sino el 'quiero convertirme en un buen maestro'. La Competición vino por el entorno: había buenos técnicos y buenos deportistas, y una cosa llevó a la otra".

Con Sensei Sakumoto

- ¿Cuál es el aspecto de tu trabajo que más satisfacciones te proporciona?

- "Prácticamente todo lo que hago me reporta satisfacción: desde el trabajo duro que necesita un competidor para poder destacar en su especialidad, logre o no sus objetivos, al entrenamiento diario en el dojo con toda la gente; verles acabar una clase cansados y con un buen entrenamiento a sus espaldas es algo que me gusta y da sentido a lo que hago. Ayer, sin ir más lejos, al acabar una de mis clases un cinturón blanco se me acercó para que le enseñara los primeros movimientos de Pinan Sodan; tras pasar un rato con él explicándoselos, el chaval los asimiló y se puso muy contento. Creo que ésa es la parte más bonita de un trabajo como el mío".

Campeonato de Madrid de Clubes 2002

- ¿Cuánto tiempo dedicas a tu propio entrenamiento?

- "En los últimos tres o cuatro años he bajado un poco el nivel, sobre todo en el apartado físico, ya que ése es el tiempo que llevo retirado de las competiciones. Entreno unos cuatro días a la semana en lo físico; en lo técnico estoy continuamente 'entrenando': viendo un vídeo, leyendo un libro, asistiendo a campeonatos y tomando anotaciones de cosas que te llaman la atención, como un determinado bunkai…

- Cuando un maestro como tú entrena, ¿quién le corrige?

- "Pues la experiencia adquirida me ha ido capacitando para corregirme a mí mismo. De todas formas, es necesario el apoyo de alguien en quien confiar, alguien que sepa y te ofrezca su verdad. El papel de un guía es fundamental, sobre todo en lo concerniente a las artes marciales".

Campeonato de España Infantil 2.001

- ¿Entiendes el Karate como arte o como deporte? ¿Cómo compaginas ambas vertientes en tus clases?

- "El Karate es, ante todo, un arte. Luego tiene una faceta deportiva muy interesante que te permite conocer a gente que comparte tu afición y desarrollar el espíritu competitivo que todos, en mayor o menor medida, llevamos dentro. Lo que está claro es que a la competición sólo te puedes dedicar durante un tiempo, mientras que el Karate como arte marcial es para toda la vida. Hoy en día se empieza muy pronto a competir y también se deja antes, aunque yo, tras veinte años compitiendo, puedo decir que he sido muy longevo. En mis clases intento compaginar ambas perspectivas. Limitarse sólo al Karate tradicional sería difícil por la dureza que ello conllevaría y por nuestra mentalidad. Además hay que tener en cuenta que el Karate es antiguo pero necesita evolucionar, por ello tomo de la vertiente competitiva los sistemas de entrenamiento más modernos, que subsanan muchos de los errores que se cometían en el pasado por falta de conocimientos. Aquello valía para endurecer el espíritu y la fuerza de voluntad, pero a la luz de la Ciencia del Deporte actual algunos de los métodos de entrenamiento constituirían en la actualidad una aberración. También tomo esa raíz, ese “tengo que poder un poco más”, e intento transmitirlo en mis clases. De hecho, éstas son físicas y técnicas y, de modo paralelo, a quien le interesa, le ofrezco la oportunidad de asistir a clases específicas de kumite. El grupo de karatekas que compiten es muy limitado, sólo constituye un cinco por ciento del total de mis alumnos, y yo, como es lógico, me debo a todos ellos y no a este ultimo grupo únicamente".

Trofeo Caleo 2002

- El Karate, en tu opinión, ¿debería ser olímpico?

- "Sí y no. Sí, por egoísmo: para que llegue más ayuda al deporte, más publicidad, más practicantes… No, porque así sólo se vería la parte deportiva del Karate, y esto no es un deporte, es un arte marcial, aunque podríamos servirnos de la difusión de las olimpiadas para captar a gente que de verdad viera lo que es en sí el Karate. Lo importante de una olimpiada es la repercusión que tiene".

Emilio Redondo, J.C.Martínez, Sergio Martínez, Nieves Gómez y José Mateos

- Ya para finalizar, ¿qué cualidades consideras más importantes en un practicante de karate?

- "Las principales cualidades no son físicas. Se necesita mucha ilusión, mucho espíritu de sacrificio y, algo importantísimo, una confianza ciega en el sensei, en la persona que le entrena. No se puede nunca poner en duda las enseñanzas de un maestro. También la humildad es fundamental: te hace compañero de tus compañeros, te da espíritu de sacrificio, y te hace consciente de tus limitaciones".





Entrevista realizada en Getafe (Madrid) el 18 de septiembre de 2004.

Texto: Gaspar J. Barrón

Volver a Entrenamiento